Esto es lindo y aterrador al mismo tiempo